TRES SEMANAS NO ALCANZAN

En busca del Chile que algún día existió, al menos según nuestros abuelos. En busca del Chile Feliz.

Sí, ya lo sabemos. Múltiples estudios lo dicen: Chile país infeliz, el penúltimo de Sudamérica en la lista, con tremendas desigualdades sociales, gente estresada, víctimas de la contaminación, del consumo, de la inercia. Con altísimos índices de depresión y enfermedades asociadas al estrés y al exceso de trabajo. Es cierto, Chile es uno de los países de Latinoamérica en que más horas se trabaja, a pesar de que en el año 2005 entró en vigencia la ley que redujo la jornada laboral de 48 a 45 horas semanales (cosa que, todos lo sabemos, no se aplica ni en sueños).

No lo negamos: muchas cosas andan mal en nuestro país. Ni hablar de ciertos fallidos proyectos gubernamentales que no hacen más que hacerle la vida más difícil a los trabajadores. Ni hablar de nuestro sistema de salud. Ni hablar de los sueldos (¿hay algo más humillante que nuestro sueldo mínimo de $144.000 recién aprobado con bombos y platillos?) ¿Cómo no andar infeliz?

Es hora de hacer algo. El pueblo de Chile necesita descanso, ocio, espacio para la creatividad, para respirar aire puro, conocer otras miradas, compartir con la familia, hacer el amor, pensar en uno mismo, leer. Espacio para la cultura. Espacio para hacer otras cosas además de ver tele. Tiempo para hacer lo que a uno se le antoje. Tiempo es dinero, dicen. Pero más importante que la plata que acumules en tu cuenta corriente, es el tiempo del que dispones para gastarla. O no gastarla. La cosa es que uno decida.

Todos Contra el Muro, consciente de la imperiosa necesidad de que nuestros ciudadanos descansen, repongan fuerzas y sanen sus heridas acumuladas en la dura jornada laboral, lanza oficialmente la campaña 3 semanas no alcanzan... en busca de un cambio de mirada sobre la importancia del descanso, el ocio, el placer y la salud mental.Apóyanos en esta cruzada para modificar el código del trabajo y conseguir una semana más de vacaciones para todos los trabajadores. El proyecto de ley ya está en trámite en el Congreso.

TODOS CONTRA EL MURO

Roberto Fantuzzi se suma a la campaña “Tres Semanas NO Alcanzan”

Todos Contra el Muro conversó hoy con Roberto Fantuzzi, empresario, ex presidente de Asexma y ex candidato a Senador. Según su visión, es imperioso buscar algún tipo de solución al estrés de los trabajadores. Asegura además que la campaña Tres semanas no alcanzan no es descabellada y puede funcionar a pesar de los miedos del empresariado. “El problema de Chile es que se trabaja con bajo nivel de productividad: cuando se disminuyeron las horas de trabajo de 48 a 45 horas, muchos empresarios pensaron que iba a ser un desastre y que los trabajadores iban a ser reemplazados por máquinas, lo que no sucedió”.

Para hacer de nuestra campaña una realidad y contar con su apoyo, Fantuzzi propone eliminar algunos feriados.

Y, por supuesto, se muestra a favor de mejorar la calidad del trabajo, para lo cual nos habló de un programa de la Universidad Católica llamado Vincular, que estudia los índices de calidad de vida laboral y crea conciencia acerca de la necesidad de mejorar la relación con los trabajadores y el empleador para que aumente la productividad. Y todos ganan.


1 comentario:

Viviana dijo...

Imposible hablar de progreso si el costo es incalculable, si el tiempo con nuestras familias se reduce cada día más y si para sostener una familia económicamente tengamos que someternos a todo tipo de abuso laboral. La cantidad de horas trabajadas en este país, es absurda y constituye en sí un abuso. Por ende, si hemos de hablar de un país que intenta estar a la altura de los países desarrollados, habremos de considerar la imitación de sus jornadas laborales que distan de las largas horas nuestras.
El estrés, enfermedades mentales, biopsicosociales son sólo una expresión clara y evidente de la necesidad de humanizarnos y de hacer un giro en pro nuestro, de nuestros tan criticados hijos (criados solos)y de una sociedad en decadencia. Gana en intereses, pierde en calidad de vida, para muchos en su sentido de vida.